viernes, 12 de septiembre de 2014

Opina Olga Salar



¿Un chico malo? Sí, pero literario, por favor.

La literatura siempre ha sido el mejor y más fascinante modo de evasión para el hombre. Independientemente del género en que se inscribe, su función es entretener al lector, hacerle evadirse de la realidad para perderse en esos mundos que solo encontramos entre sus páginas. Tanto es así, que incluso cuando nos enfrascamos en la lectura nos permitimos desdoblarnos y ser alguien distinto a quienes somos cuando no estamos sosteniendo un libro, entendemos como tal el libro físico o ebook, no queremos que ningún lector se sienta excluido. 

Antes de negar enérgicamente con la cabeza mi afirmación revisad bien vuestra estantería y después lo debatimos. Veamos ¿A cuántos protagonistas peligrosos y huraños habéis preferido por encima del secundario responsable y educado? Y no me digáis que siempre os ponéis de parte del hombre serio y comprometido porque, chicas, no me lo creo.
Reconozcamos que a todas nos encanta la idea de domesticar al fiero tigre y convertirlo en el tierno gatito que ronronea cuando nos ve. 

Pero reconozcamos que eso solo nos pasa en los libros, que en la vida real buscamos otras cualidades en un hombre. ¿Otra vez dudáis de mis palabras? De acuerdo, hagamos otro ejercicio juntas, mirad hacia el otro lado del sofá y decidme, ¿es vuestra pareja un hombre atormentado, peligroso, quizás? ¿No? Pues ahí tenéis vuestra respuesta.

Las resabidas sombras y los dominantes para los libros. De modo que olvidémonos de los comentarios del tipo: esta escena no es creíble, tal personaje es inverosímil… Porque después de todo la literatura es literatura. Invención. Nos divierte, nos entretiene, pero como reza el dicho: la realidad supera a la ficción. Y las personas, como los libros, somos más complicadas de lo que parece a simple vista.

Olga Salar

7 comentarios:

  1. Es cierto que siempre me suelen gustar los malotes, no sé, en los libros y en la pantalla a mí me gusta que el personaje masculino tenga carácter, sea un incluso un poco arrogante, chulesco y apasionado ¡¡malotes forever!! jajaja. Gracias por tu opinión Olga ;)

    ResponderEliminar
  2. Aaaaaaaaaaaaaaaamén!!!! a mi me van los malotes en pelis, libros, etc, pero en la vida real.... no tanto :P

    besos!

    ResponderEliminar
  3. En la vida real me gustan los hombres que me traten bien. En las novelas casi que también. Si un personaje tiene algo de malote y está bien construido, también me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No sé qué tienen los chicos malos que nos encantan, jajajajaja
    Un besazo a todas.

    ResponderEliminar
  5. Siempre lo he dicho, nos encantan los malos malotes en los libros, pero en la vida real nos quedamos con los equilibrados y buenos de verdad.

    ResponderEliminar
  6. Los malotes en los libros, pues siempre ves una evolución y para bien. Pero en la vida real que sean normalitos, nada de lados oscuros y problemas varios, que hoy en día nadie se para a escuchar y poca pacencia se tiene. Que sea bueno y me mime :)

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo!! Me gustan igual los malotes, pero eso, en libros y pelis...en la vida real mi pareja no tiene nada de malote jajajaj

    ResponderEliminar

Dejad vuestros comentarios siempre con respeto y educación, no todos podemos tener la misma opinión. Todo comentario que sea irrespetuoso o contenga Spam será eliminado. Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...