jueves, 12 de noviembre de 2015

José de la Rosa nos presenta "Tu último beso"



Una novela romántica e inspiradora sobre el poder redentor del amor. 

Un clásico del género romántico, con una historia mágica y una ambientación inolvidable. 

Cuando Daniel llega al recóndito valle de Ostara para cubrir como periodista El festival del equinoccio, tiene claro que debe salir de allí cuanto antes. Su verdadera misión no tiene solo que ver con el festival, sino con el pasado oscuro del valle y de sus habitantes. 

Camila es la joven recepcionista del único hotel del pueblo, un rancio recuerdo de su pasado esplendor regentado por su madre, y que tendrá que cerrar definitivamente las puertas cuando pase el Festival, tras más de cien años de servicio. 

Dos personas que jamás congeniarían tendrán que pasar unos días juntos. Ella como anfitriona del lugar e intentando quitárselo de encima, y él con la extraña sensación de que debe huir de ella a pesar de la atracción que siente. Perdidos en un valle encantado, entre la magia del equinoccio y los recuerdos de un pasado misterioso. 

«Tu último beso» te acerca al corazón de los que han decidido no volver a amar, aunque sea una misión difícil de cumplir.

ISBN: 9788416327010 / Páginas: 288 / Precio: 16.00 € 



José de la Rosa acaba de presentar este 2 de noviembre su última novela "El último beso" de la mano de la editorial Titania. Esta vez nos lleva al valle de Ostara, un sitio mágico para enamorarse, donde dos personas muy diferentes se enfrentarán a sus sentimientos. Pero vamos a ver que nos cuenta el autor de este último trabajo... 

Primero, gracias por estar en regálame romántica, es un placer hablar contigo de nuevo y estamos deseando saber más de “El último beso” ¡¡nos tienes totalmente expectantes!! Cuentanos…

¿De dónde sale esta historia?

Desde hacía tiempo quería escribir una historia que tuviera como tema central la redención, pero no encontraba ningún argumento que me convenciera. En una conversación con amigos surgió la idea del “último beso”, ya que pocos son los que tienen la suerte de saber que el último beso que dan a un ser querido lo va a ser de verdad. Y no me refiero a la muerte, sino a una discusión, una separación, un divorcio, etc. Si fuéramos conscientes de que este o aquel beso es el último que damos al ser amado, quizá sería de otra manera. ¿No crees? De ahí surge la novela y de eso trata.

Se presenta como una novela que tiene muchos ingredientes ¿verdad? misterio, magia, amor…. Una historia con muchos matices, ¿te gustan a ti las historias con esta mezcla de ingredientes?

Tú, que sabes lo que escribo, también conoces que no es propio de mí meter muchas cosas en el matraz. Me gustan las historias sencillas con tramas sencillas. Sin embargo este argumento pedía una serie de elementos que lo volvían más complicado, pero creo que permitirán verla desde más perspectivas. Por un lado tenemos el presente de un valle encantado, por otro las entradas de un blog, y por otro más un diario escrito treinta años atrás que cuenta algo... bueno, aquí me debo callar.

Ahora que empiezo a recibir los primeros feedbacks de lectores me doy cuenta de que la trama de misterio tiene más peso de lo que pensaba. Eso me gusta, porque quería que solo al final supieras qué motiva a estos dos personajes a comportarse como lo hacen.

Por otro lado es una novela de desarrollo lento. No hay un pistoletazo de salida y a correr. Mi idea, y espero haberlo logrado, es que te vaya atrapando poco a poco, que vayas entrando como en una sala de espejos, donde llega un momento que estás atrapada… por supuesto te muestro al final la salida.



¿Qué nos vamos a encontrar al leer tu novela?

Una historia que aúna dos elementos: el misterio y la ternura. En una principio no te lo va a parecer porque la protagonista no es precisamente tierna, y menos con él, pero ya veremos cómo evolucionan los personajes. Quería escribir una novela  donde el lector al final se sorprendiera, se emocionara y pudiera rumiarla durante algunos días. Veremos si lo he conseguido.

Te has ido al valle de Ostara ¿Por qué?

Necesitaba un entorno inaccesible, donde se pudiera ubicar a una comunidad tan especial como la que convive en esta novela. Una especie de Shangri-la. Este valle mítico era el lugar perfecto.

¿A qué tipo de lectores va dirigida?

A todos aquellos, hombres y mujeres, que crean que existen las oportunidades y no tengan miedo de aceptarlas.

Nos presentas a tus personajes...

Creo que os va a gustar Camila. Ha dejado los estudios para ayudar a su madre en un hotel que se derrumba por momentos, en un valle cerrado al que odia tanto como ama. Independiente, motera, escribe en un blog bajo el pseudónimo Lady Expiación, donde pone a parir a los tipos que son como Daniel.

Daniel por su parte es un periodista que llega a este lugar perdido con intenciones esquivas. Un tipo atractivo que no ha tenido nunca problemas para seducir a la mujer que ha puesto en el punto de mira. Cuando conoce a Camila se da cuenta de que es un hueso duro de roer. Pero además, según avanza, comprende que no debe estar cerca de ella pues despierta los instintos del hombre que no quiere volver a ser.

¿Cómo definirías la historia de amor de los protagonistas?

Cuidadosa y complicada. Los dos lo desean pero ambos temen que den un paso que no pueda tener marcha atrás... y después está la culpa.

¿Qué nos puedes contar de los secundarios?

Juegan un papel importante porque todos participan en el misterio del valle, que es casi el misterio de la trama. Quizá destacaría a Ulises y Flora, una pareja que hace de contrapunto a la formada por Daniel y Camila, y que creo que resultarán simpáticos.

Como sé que Karen, la malvada de “Gigoló, el amor tiene un precio”, ha gustado mucho, aviso que aquí también hay malvado.

Nos regalas una escena para abrir boca…

—¡No hay agua! ¡No hay ni una jodida gota de agua!
Camila escuchó la voz por encima de la música de Red Hot Chili Peppers que sonaba en sus auriculares, por lo que llegó a la conclusión de que alguien debía estarlo gritando. En verdad hacía rato que le había parecido oír palabras más allá de la música, pero eran las dos de la madrugada, la puerta de acceso al hotel estaba cerrada con llave y en el edifico, aparte de ella, solo estaba alojado un tipo que debía llevar horas durmiendo… o no.
Solo entonces levantó la cabeza y abrió los ojos, dejando de aporrear la guitarra inexistente que tocaba siempre que escuchaba a los Chili Peppers a solas… y lo vio.
El tipo que estaba delante de ella, justo al otro lado de la recepción, estaba desnudo.
O casi. 
Solo se cubría con la toalla que a duras penas se mantenía atada a su cintura y donde resaltaba, en un azul profundo sobre blanco, el letrero «Hotel Savoy». Pero eso no era lo más extraordinario. Aquel hombre estaba cubierto de espuma. Su cabello se perdía entre una montaña de pompas blancas, y sus hombros, y sobre su pecho. Los ojos enrojecidos podían deberse a eso, o quizá al tremendo enfado que parecía llevar encima. Estaba descalzo y la señal húmeda de sus pisadas atravesaba la alfombra del vestíbulo hasta perderse por las escaleras. 
A Camila no le quedaron dudas, era el único huésped del hotel. 
Tras la primera impresión decidió que lo mejor era darle a aquella situación apariencia de normalidad.
—No tenía por qué haber bajado, señor —le dijo con más inocencia de la que sentía—. Podría haber llamado desde el teléfono de la habitación…
—Y eso he hecho durante quince minutos —dijo él señalándola con un dedo mientras que con la otra mano intentaba que la toalla no se le cayera—, pero nadie me ha contestado, y ahora veo por qué.
Camila decidió que pasaría aquellas malas maneras por alto y, con total parsimonia, decidió dedicar unos segundo a estudiar a aquel espécimen que berreaba delante del mostrador. 
Era bastante alto, mucho más que ella. Por encima del metro ochenta. Lo siguiente que resaltaba era su buena forma física. Aquel tipo debía ser deportista o algo por el estilo. Le vino a la cabeza el rugbi aunque también el waterpolo. Decidió que podía ser atractivo a pesar de parecer en aquel momento un hombre-merengue. Sus ojos se vislumbraban claros, grises o verdosos, aunque ahora estaban inyectados en sangre. Y tenía una boca atractiva, eso era indiscutible. Le llamó la atención un par de tatuajes, uno sobre el pectoral derecho en forma de planta que se retorcía sobre sí misma, y el otro, nada más que una palabra, bajo el izquierdo, que no pudo leer porque estaba semienterrado en aquel mar de espuma. 
Su compañera tenía razón. Era un ejemplar perfecto de Robafuegos, con todas las papeletas para protagonizar un nuevo anuncio de «Invictus». De hecho había elegido para medio cubrirse la toalla en vez del albornoz que debía estar colgado tras la puerta del baño, una señal inequívoca de que aquel tipo tenía un subconsciente Robafuegos a destacar.
—Entonces… ¿puedo ayudarle en algo, señor? —preguntó Camila obviando lo evidente.
Él lo encajó mal y reaccionó poniendo las manos sobre las caderas, lo que le daba un aspecto amenazante.
—¿Usted qué cree?
—La caldera ha debido fallar de nuevo…
—¿Y cómo piensa que me voy a quitar todo esto de encima?
A Daniel aquella mujer le parecía exasperante. Había estado en muchos sitios, en muchos hoteles, pero jamás se había encontrado tan desatendido como allí.
—Quizá haya abusado del champú —dijo ella sin poder apartar la mirada de la montaña espumosa de su cabeza.
Él la observó en silencio durante unos segundos. Entornó los ojos y la miró de una forma que sabía que podía llegar a intimidar.
—¿Se está burlando de mí? Le advierto que no tengo humor para sus payasadas.
Aquello empezaba a ser desagradable. Aquel tipo parecía no tener un ápice de sentido del humor.
—Oiga, que yo no le he faltado al respeto.
—Pues llame a alguien —insistió su huésped—. Busque una solución.
—Son las dos de la madrugada. Nadie se baña a esta hora.
Ya era suficiente que el agua se hubiera cortado a mitad de una ducha. Ya era bastante que en recepción no le hubieran cogido el teléfono. Incluso era excesivo que hubiera tenido que bajar desnudo hasta el vestíbulo para hacerse oír… pero aguantar las impertinencias de aquella mujer sobrepasaba todos los límites.
—Señorita… —se acercó para leer su placa— Blancar… me importa un bledo lo que hagan los demás, me importa un bledo lo que opine usted. Haga lo que deba pero quiero terminar mi ducha. Ahora.
Ella tuvo que inspirar para no darle una bofetada. Su madre no se lo perdonaría. Y menos con el único huésped de aquella semana. El que perimiría que pagaran a la lavandería o al fontanero. No tuvo que rebuscar mucho entre los ordenados papeles de la recepción para encontrar la ficha de hospedaje, e hizo como que la leía.
—Señor… Daniel N. Soto —remarcó la letra solitaria, segura de que eso le ofendería—. No voy a hacer nada. No hasta que amanezca. No hasta que hacerlo sea realmente posible. No voy a despertar a nadie porque a usted le haya apetecido darse una ducha a las dos de la madrugada. Y si le molesta —señaló en dirección a la puerta—, hay un hotel a treinta kilómetros por esa carretera.
Aquel hombre apretó los puños, los abrió y los volvió a cerrar con fuerza. Por un momento Camila estuvo segura de que la toalla se le resbalaría por las caderas.
—Usted…usted.
—Hay más toallas en al ropero —dijo ella dando por zanjada la conversación—. Con limpiarse un poco toda esa espuma al menos parecerá normal.
Él le lanzó una mirada asesina y Camila tuvo la certeza de que acababa de ganarse a un nuevo enemigo. Si aquel tipo hacía una queja formal al día siguiente su madre tendría una larga y tediosa conversación con ella, pero hasta eso podría soportar recordando el placer que le acababa de producir poner a aquel tipo en su sitio.
El huésped, Daniel, sin más se dio la vuelta y subió los escalones a la planta superior de unas pocas zancadas. Sí, debía ser deportista, porque la habitación 204 estaba justo en el otro extremo del edificio y acababa de escuchar cómo la puerta se cerraba de un portazo.

¿Alguna curiosidad?

No busques el Valle de Ostara. No existe. Al menos no físicamente, aunque sí en el mundo de los valles encantados.

Alguna cosa más que quieras comentarnos…

Daros las gracias por permitirme contaros cosas en vuestro espacio. Mil, mil gracias a ti, siempre, por darme esta oportunidad. Un gran beso.


Pues solo deciros que estoy deseando leerlo para entrar en este valle y conocer a los que ahí viven, especialmente a esta pareja tan dispar. Si hay algo con lo que disfruto enormemente es cuando leo historias que empiezan con personajes que, a priori, no se soportan y verlos caer es una toda una delicia. En cuanto lo lea os pongo la reseña... ;)

Ya puedes conseguir esta novela en tu librería habitual, así como en las platafomas digitales como Amazon, Casa del Libro etc...  ¡¡Feliz Lectura!!





26 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta el libro, ya le tenia (y tengo) el ojo echado y depues de leer lo bien que nos la vende su autor le tengo mas ganas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que aún no he leído nada de este autor y me está llamando mucho la atención este libro. Muy muy interesante!

    ResponderEliminar
  3. Hola, llevo días viendo la novela, quiero leerla. No he leído nada de José de la Rosa, tiene mucha carisma, pude comprobarlo en el JAR, fue un placer escucharle hablar. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tiene los ingredientes necesarios, que seguro no dejara levantar la vista del libro. me apuntó a e scubrirlo.

    ResponderEliminar
  5. Pinta muy bien esta historia pioque se han meclado los elentos esenciales para ello. Me encantan las historias asi, creo que me va a costar quitar los ojos de ella. Deseando leerls y despues de haber leído kl presentación....más

    ResponderEliminar
  6. Después de que una amiga me leyera la sinopsis, tengo muchas ganas de leerlo; y ahora tras esta estupenda presentación, debo decir que ardo en deseos. Ese fragmento me ha dejado con muchas ganas de más.

    ResponderEliminar
  7. Me encantó el anterior libro y este tiene una pintaza increíble , tengo muchas ganas de leerlo.

    ResponderEliminar
  8. muy buena pinta con ganas de sorprenderme :)

    ResponderEliminar
  9. Tiene buena pinta, a mi me encanta la novela romantica con misterio y esta cumple mis premisas... deseando leerla para ver si realemente, que creo que si, cumple mis espectativa.

    ResponderEliminar
  10. Tengo muchisimas ganas de leer este ultimo libro de Jose de la Rosa. Todo lo que escribe es mágico para mi.Me he leído todos sus libros y cada uno de ellos ha dejado huella en mi. Tiene una pluma exquisita y trata los sentimientos de los personajes con una sensibilidad sin igual. Todos sus libros me han dejado una resaca literaria, la cual me han impedido leer un libro en días.Solo puedo darle las gracias por escribir como lo hace.

    ResponderEliminar
  11. Tengouchas ganas de leer la novela, tengo pendiente por leer su anterior novela Gigolo,RL amor tiene un precio. De las que he leído muy buenas opiniones. Y esta parece tener también muy buena pinta! Me llama mucho la atención como será la relación entre unos protagonistas que parecen tan diferentes. Espero descubrirlo pronto! Gracias por la presentación. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Parece interesante, con este fragmento por lo menos dan ganas de seguir leyendo, me gusta el carácter pasota de Camila y Daniel también parece tenerlos bien puestos, creo que van a chocar bastante, la apunto para próximas lecturas

    ResponderEliminar
  13. Menos mal que nos avisas que no busquemos el Valle de Ostara, era lo siguiente que pensaba hacer al haber acabado el libro, jajajaja

    ResponderEliminar
  14. Buenoooooo, próxima parada, ''Tu último beso''. E leido todas las novelas de José De La Rosa y seguro que esta me encantará. La tengo en mi lista de lectura inminente. Me encantan los personajes de carácteres opuestos. Gracias por la entrevista!!!!

    ResponderEliminar
  15. Ojo! Esta historia promete!! Deseando leer mas!!!!

    ResponderEliminar
  16. Ojo! Esta historia promete!! Deseando leer mas!!!!

    ResponderEliminar
  17. Lo que he leido me ha gustado y con la escena que has puesto que me da que es el primer encontronazo que tienen y no sera el último.
    Pinta muy bien lo que leido además me encanta como escribe José De La Rosa

    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado el encontronazo de los protagonistas en la recepción del hotel! jajaja. Tiene muy buena pinta la novela, a ver si puedo leerlo pronto, quiero perderme por ese valle mágico. Lo único que he leído de José fue el libro Gigoló, y por lo que he leído en esta presentación, estoy convencida que esta nueva historia no me va a decepcionar! ;)

    ResponderEliminar
  19. Es un libro que ya me gustó cuando se anunció su salida por su portada y su sinopsis. Ahora tras ver todos estos detalles sobre el "making off", los personajes, la trama y el fragmento, lo tengo que leer como sea.

    ResponderEliminar
  20. Que ganas le tengo a este libro. La pluma exquisita de José de la Rosa, hace maravillas con los entornos cotidianos, con los personajes complicados pero a la vez reales como la vida misma, me gusta el tema de la redención y la expiación en las novelas románticas. Öjala en la vida real tuvieramos siempre una segunda oportunidad para enmendar nuestros errores.

    ResponderEliminar
  21. ¡Tiene una pinta estupenda! No veo el momento de leer este libro. Esa convinaciónd de elementos tiene pinta de que va a encantarme ^^

    Besootes

    ResponderEliminar
  22. Esta muy interesante, me he quedado con ganas de leerlo entero, la escena de la recepción me ha gustado mucho, esta muy bien detallada, y hace que vuele la imaginación.

    ResponderEliminar
  23. Hola, pues con tantos ingredientes parece muy diferente a todas sus novelas anteriores, lo que todavía aumenta más mis ganas de leerla ya! Nos leemos ;)
    Pili Doria administradora del blog laslecturasdedoria.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. Hola, pues con tantos ingredientes parece muy diferente a todas sus novelas anteriores, lo que todavía aumenta más mis ganas de leerla ya! Nos leemos ;)
    Pili Doria administradora del blog laslecturasdedoria.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Hola, de Jose de la Rosa he leido la de Gigolo y me encantó. Esta por lo que he leido tiene una pinta estupenda y me la apunto para que sea una de mis próximas lecturas. Me ha gustado eso de que ella tenga un blog donde se desahoga en contra de los hombres como él. Seguro que me va a encantar.

    ResponderEliminar
  26. Desde el JAR estoy con ganas de leerla, sólo la portada y la sinopsis ya te atrapa. Tras leer la presentación, todo el misterio que rodea al valle así como a los protagonistas, y ese trocito que se ha puesto... me habéis dejado con la miel en los labios.

    ResponderEliminar

Dejad vuestros comentarios siempre con respeto y educación, no todos podemos tener la misma opinión. Todo comentario que sea irrespetuoso o contenga Spam será eliminado. Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...