jueves, 12 de mayo de 2016

Nieves Hidalgo nos presenta "El mar en tus ojos"




Nicholas Russell, Conde de Leyssen, es llamado a la presencia de Isabel I Tudor para encargarle una misión que le alejará de su amado Londres: localizar al corsario Cook. Un cometido complicado y peligroso que le obliga a cruzar el océano, mezclarse con los peores filibusteros de Tortuga, y acabar enrolado a la fuerza en el Melody Sea, la nave del sujeto al que persigue. Para su asombro, el capitán Cook resulta ser una mujer.

Solo su ingenio podrá mantenerlo con vida mientras intenta cumplir las órdenes de su soberana, sin dejarse atrapar en las redes de un amor que le está prohibido.

Entretanto, el enfrentamiento militar entre Inglaterra y España continúa, se intensifica, e Isabel I da carta blanca a Francis Drake para atacar las costas de la península.

Nadie puede imaginar que el abordaje a la nave de Su Graciosa Majestad, cuando viaja para llevar a cabo un posible acuerdo de no agresión con Felipe II, supondrá un giro completo en la vida de Andy Cook.

Batallas en alta mar contra los buques de la Corona Española, reyertas portuarias, compañerismo entre corsarios... Un secreto que solo se descubrirá al final. Aventura y amor tanto en las verdes y cristalinas aguas del mar Caribe, como en la corte de La Reina Virgen.


El 19 de mayo sale la nueva aventura, nunca mejor dicho, de mi querida Nieves Hidalgo. Esta vez nos llevará a navegar con los piratas de la mano de la selección RNR ¡¡me encanta!!

Me encanta ver tus novelas, porque no hay dos iguales, son siempre una sorpresa, dime ¿Cuál de tus novelas te gustaría vivir?

Mira que me lo pones complicado. Todas las aventuras me entusiasman, me gustaría viajar en el tiempo a la Edad Media, al viejo oeste, y sin duda navegar en un barco pirata. También me encantaría poder conocer la época de la Regencia. Ahora bien, sin tener que meterme en esos vestidos que usaban, que me parecen incomodísimos. Pero yo creo que lo que más me gustaría sería poder vivir una aventura como la de "Noches de Karnak". Es que con solo imaginar que puedo descubrir una tumba egipcia, se me ponen los pelos como escarpias.

De todos los subgéneros que trabajas ¿Cuál te gusta más o en cual estás más cómoda?

Me encuentro cómoda escribiendo cualquier aventura. Me meto en ella de tal modo que disfruto a tope. La Regencia me entretiene mucho, las que tienen un poco de misterio me chiflan, y las de piratas son mi perdición. Necesito cambiar de una época a otra, de lo contrario me aburro.

Si pudieras ir a una época de las transcurren en tus libros ¿Cuál sería?

Aquí sí que no tengo duda: al antiguo Egipto. En alguna ocasión he dicho que yo debí ser, en otra vida, una egipcia, porque desde muy pequeña, cuando ni sabía dónde estaba el país, escuchaba faraón y me embelesaba. ¿Te imaginas cómo podría ser estar allí, en la época de Ramsés, viendo los monumentos tal y como eran?

Ahora ya hablando de esta última “El mar en tus ojos” cuéntanos, ¿de dónde sale esta aventura?

Como todas, de un antiguo borrador escrito hace tiempo. A algunas les puede sonar una historia corta que fui poniendo en El Rincón de la Novela Romántica. Pues de ahí. Agarras el borrador, que es un desastre, quitas capítulos enteros, escribes otros nuevos, cambias algunos personajes, te inventas nuevos diálogos y, buscas información de hechos histórico para ambientarla mejor. Luego mezclas todo, lo agitas bien… y sale El mar en tus ojos. 

Esta vez es una novela de piratas, con aventura, suspense y por supuesto romance ¿te gustan a ti las historias con esta mezcla de ingredientes?

No es solo que me gusten los ingredientes, es que si te he de ser sincera no sé hacerlas de otro modo. He probado otras cosas, claro, como "La página rasgada", que es una novela costumbrista. Y tengo una policíaca por ahí, aparcada. Pero incluso una y otra tienen acción y romance.

¿Qué nos vamos a encontrar al leer tu novela?

A dos personajes completamente distintos. Nicholas tiene un título, goza de la amistad de Isabel Tudor, y a veces lleva a cabo trabajos para la Corona. Orgulloso, cínico, leal y arriesgado, acepta ir en busca de un corsario con patente inglesa que, al parecer, está esquilmando las arcas del reino. Lo malo es que ese capitán corsario resulta ser una muchacha. Y Nick no lleva muy bien eso de que le den órdenes.

Andy se ha criado en un barco corsario, arropada y mimada por unos hombres rudos. No le importan los lujos, y mucho menos las estrechas normas de la clase alta. Es valiente, honesta, y capaz de arriesgar la vida por cualquiera de sus hombres. Su objetivo no es enamorarse, pero se cruza en su camino un hombre que la atrae y desespera a partes iguales. Por mucho que él sea sarcástico, va a ponerle en su sitio.

¿Te has documentado sobre el mundo de los corsarios?

No me ha quedado otro remedio. Cada vez que escribo una novela, lo primero que hago es buscar documentación respecto a la época, a los personajes reales y, claro está, a las costumbres de ese tiempo. Tienes que saber cómo vivían esos hombres de mar, cómo se entretenían, qué comían, cuál era su día a día a bordo de la nave. Lo que siempre digo: voy aprendiendo según escribo la novela.

¿A qué tipo de lectores va dirigida?

A cualquier lector al que le entusiasme trasladarse a otra época, al que le guste disfrutar de una aventura, y al que le ponga una sonrisa en la boca un romance repleto de enfrentamientos.

Nos presentas a los personajes.  Lo mejor y peor de cada uno.

Nicholas Russell tiene mucho de lealtad y kilos de valentía (ya sabes que las mamis siempre vemos a nuestros hijos con muy buenos ojos). Ahora, eso no quita que también veamos sus defectos: puñados de orgullo y bastante cinismo en su caso. Sin embargo, los defectos se diluyen cuando llegas al fondo, cuando le conoces de cerca y te das cuenta de que es el hombre ideal para Andy, porque la admite como es, sin intentar convertirla en otra persona.

Andy no se queda atrás en cuanto a orgullo y cabezonería, de ahí las discusiones y el intentar quedar encima del otro. Está justificado, no creas, porque a fin de cuentas ha tenido que ganarse su puesto a pulso, no permitiendo que la ninguneen por ser mujer. ¡Y qué demonios, es el capitán! También a ella, cuando la conoces más de cerca, le encuentras un montón de virtudes, entre ellas que es capaz de jugarse la vida por cualquiera de sus hombres.

¿Qué nos puedes contar de los secundarios?

Hay dos secundarios que destacan sobre el resto: el contramaestre del Melody Sea, un hombre rudo, pero de gran corazón, que protege a la muchacha contra viento y marea desde que murió su padre. Es el que está al tanto del secreto que se descubre al final de la novela, pero una promesa le hace callar. El otro es la madre de Nicholas, una mujer de la clase alta, emparentada incluso con Isabel Tudor, pero capaz de embarcarse en una misión complicada por ayudar a su hijo.

¿Cómo definirías la historia de amor de los protagonistas?

Tormentosa. Creo que no hay otra palabra. Desde el principio, desde que se conocen, son como perro y gato. Se enfrentan varias veces, se increpan, al uno le sienta como un puñetazo en el estómago tener que recibir órdenes de una muchacha engreída, y a ella le pone de los nervios que intente saltarse esas órdenes. Pero las escenas de romance, porque están enamorados el uno del otro como dos tórtolos, están llenas de ternura. Al final, Nicholas va a darle a Andy la mayor prueba de amor que puede ofrecer un hombre.

Nos regalas una escena para abrir boca…

Cerca de las Azores. Octubre de 1586

Las casi 70 toneladas del Melody Sea se deslizaban con suavidad sobre las agitadas aguas del Atlántico, consiguiendo su objetivo: abordar un pesado galeón bien provisto con destino a España, procedente de las posesiones de Felipe II en Caribe. 
El gigante pelirrojo que se mecía al compás del vaivén del barco, en la cubierta, asintió satisfecho observando con mirada crítica cómo los hombres bajo su mando saqueaban la nave española, pasando con premura los cofres a su propia embarcación.
—Buena caza, ¿no os parece? —preguntó alguien a su lado.
Alex Potter ladeó la cabeza calibrando con detenimiento la figura esbelta de la mujer que le había hablado. En su rostro apareció una amplia sonrisa que, como siempre, le hizo parecer un niño grande.
—Buena caza, en efecto, capitán Cook.
Ella se mostraba eufórica, como cada vez que entraban en combate. El montante del abordaje no solo serviría para engrosar las riquezas de la Corona, sino para cebar sus propios cofres, pagar a los hombres y arreglar los desperfectos de la refriega. 
—Estaré en mi camarote, señor Potter. Si hubiera alguna novedad, hacédmelo saber.
El segundo de a bordo del Melody Sea la vio alejarse sorteando algunos bultos y sonriendo a los aguerridos sujetos que formaban la tripulación. Se notaba que se encontraba cómoda sobre la cubierta de la nave. Era uno más. Los hombres no solo la habían aceptado, sino que estarían dispuestos a arriesgar la vida por ella. Se los había ganado por completo, aunque conseguir alzarse con el mando le resultó un camino complicadísimo, venciendo la resistencia de los hombres, empleándose con tanto ardor como cualquiera de ellos y, sobre todo, poniéndose a su nivel.
Andy Cook había llegado al Melody a la edad de cuatro años, causando un verdadero revuelto entre la tripulación. Una criatura de cabello negro y ojos verdes que de inmediato se ganó la simpatía de unos hombres de corazón duro, acostumbrados al pillaje.  Su anterior capitán, Adrián Cook, la había raptado de la casa señorial de los Barrington donde vivía con su madre, lady Eleonor. Había tenido sus motivos. ¿Acaso la pequeña no era su hija? Lady Eleonor y Adrián se habían enamorado y la niña fue el fruto del amor. Un amor al que la familia de la dama se opuso frontalmente desde el principio y en todo momento, argumentando lo impensable de una relación de una mujer de su clase uniéndose a un hombre sin recursos ni título. Consiguieron separarlos y él ni siquiera supo que era padre hasta que la muerte se llevó prematuramente a Eleonor. Entonces, y a pesar de dedicar ya su vida al mar, había ido en busca de la pequeña, lo único que le unía a su amada, arrebatándosela a los Barrington. La niña se había criado pues sobre la cubierta de un barco, aunque no por ello su padre dejó que se adiestrase solo en la dureza del mar.  No pudo impedir, eso sí, que, guiada por sus avezados hombres, maestros de tantas escaramuzas, fuera aprendiendo todas y cada una de las argucias y artimañas que unos rudos corsarios podían enseñarle.
El mar no tenía secretos para la joven, y se movía por la nave con la misma gracia que pudiera hacerlo cualquier otra dama sobre las relucientes baldosas de un salón de baile. 
Y sabía mandar. ¡Vaya si sabía hacerlo! Consiguió ganarse la admiración de la tripulación y, a la muerte de Adrián Cook en una de las múltiples batallas libradas en alta mar, cuando le alcanzó una bala, la joven decidió tomar el mando del Melody, apoyada y secundada por Alex Potter. Tenían patente de corsario, así que seguirían con ella en honor a su padre. Solamente un hombre puso impedimento a que la muchacha asumiese el puesto de capitán, y le costó caro: el sujeto lucía ahora un corte en su brazo derecho. A pesar del incidente, era uno de sus más fieles seguidores.
Andy animaba a sus corsarios cuando había pelea, sin quedarse atrás, uniéndose a ellos y, muchas veces, arriesgando su vida por salvar a cualquiera de los que ella consideraba su familia. Audaz e irónica a partes iguales, podía pasarse horas leyendo o juntarse con la marinería como un camarada más.   
Solo existía una norma estricta para la tripulación del Melody: los abusos a mujeres podían costar la vida. Si cualquiera de los hombres se atrevía a propasarse con una mujer, podía echarse a temblar. No les resultó demasiado aceptar esa regla, puesto que las prostitutas siempre estaban dispuestas a complacerles cuando pisaban puerto. 
Potter movió la cabeza y sonrió recordando los años pasados, pero sintiendo un tironcito en el corazón. Luego, desechando la imagen de su joven capitana, se concentró nuevamente en el trabajo de sus hombres. Una vez terminaron de esquilmar el navío de turno, dio orden de separar los barcos y poner proa a Tortuga.

¿Alguna curiosidad?

Pues sí: buscando información sobre batallas en el mar y demás, me encontré con un par de libros que me resultaron la mar de interesantes, y acabé comprándolos. No he tenido tiempo de empezarlos, pero seguro que los disfruto a tope. 

Me ha en encantado charlar un poquito contigo, aunque haya sido por email. Te mando un beso y otro para las seguidoras de Regálame Romántica.


Pues yo solo puedo decir que estoy deseando leerla, entrar en esta aventura y seguro, que como me pasa con todos los libros de Nieves Hidalgo, lo voy a disfrutar mucho.

Ya lo puedes conseguir en Amanzon y demás plataformas digitales, así que no te lo pierdas y si lo leer, no dejes de contarnos que te ha parecido ;)  ¡¡Feliz Lectura!!

8 comentarios:

  1. ¡Estoy deseando leerla! Esta autora está entre mis favoritas y sus libros nunca me decepcionan.
    Un beso y gracias por mostrarnos la entrevista.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esta entretenida entrevista, Yolanda. Ha sido un placer charlar un ratito contigo sobre la novela. ¡¡¡Eres un sol!!!
    Besitos para ti y para todas las seguidoras del blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!
    Muchas gracias por la entrevista, si tenía la novela anotada ahora estoy deseándolo!!!
    Pinta genial
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Nieves no podía saberlo...pero llevo años esperando esta novela, jajaja !!!
    Me encantan las historias románticas y de aventuras, pero hasta la fecha, ambientada a bordo de un barco, no he topado aún con ninguna que haya cumplido mis expectativas, así que estoy deseando leerla!
    Fantástica entrevista, os felicito a las dos y le deseo a Nieves mucho éxito!
    Besos !

    ResponderEliminar
  5. Hola, muchas gracias por la entrevista. No la conocía, queda apuntada.
    Me tiene que gustar seguro.

    Soy tu seguidora 601, felicidades. Te invito a pasarte por el mío, por si te apetece conocerlo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pasé por tu blog pero no veo la forma de seguirte, no hay sección de Participar en este sitio como yo lo tengo arriba... si me dices como hacerlo te seguiré encantada ;)

      Eliminar
  6. La entrevista ha sido fantástica, y la verdad es que la historia me atrae bastante, por lo que estoy segura de que la leeré.

    ResponderEliminar

Dejad vuestros comentarios siempre con respeto y educación, no todos podemos tener la misma opinión. Todo comentario que sea irrespetuoso o contenga Spam será eliminado. Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...