viernes, 16 de septiembre de 2016

Opina Miranda Kellaway




La importancia de los Personajes Odiados


 Vivien Leigh en el papel
de Scarlett O'Hara 
Me es difícil comprender por qué algunas personas califican de "pésimo" un libro sólo porque han odiado al protagonista o algunos personajes del mismo. Sentir empatía o no por los personajes de una novela, aprobar o no las decisiones que toman, no tiene nada que ver con la calidad de la trama. Tenemos cientos de ejemplos de novelas brutales con protagonistas odiosos: Heathcliff (Cumbres Borrascosas), Emma Bovary (Madame Bovary) o la misma Scarlett O'Hara (Lo que el viento se llevó), y un laaaaaargo etcétera. Grandes obras protagonizadas por personas que, de existir en la vida real, merecerían un guantazo con la mano abierta. En toa la cara. Por estúpidos, arrogantes, petulantes y egoístas. Y sin embargo, sin ellos, esas novelas no serían lo que son. Porque remueven sentimientos en nosotros. Nos hacen llorar, reír, y sentir rabia. Son complejos, llenos de contradicciones, como buenos representantes de la especie a la que pertenecen.

No hay nada peor que encontrarse con un personaje plano, sin personalidad, por muy bien que te caiga. Un estereotipo con patas cuya descripción bien podría ser la de un muñeco fabricado en serie.

¡¡Que vivan los personajes Yin Yang, sí señor!! De esos que, aun tiempo después de haber leído su historia, no te los puedes sacar de la cabeza.



5 comentarios:

  1. Hola!!
    Totalmente de acuerdo, no creo que se haya de valorar una novela por lo bien o mal que te caiga uno de los dos... siempre es peor que los protas no te inspiren nada.
    Además, el tema de quien cae bien o mal es muy personal

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, muchas veces los personajes "Odiosos" son los más interesantes, es imposible imaginar "Lo que el viento se llevó" sin la bruja de Escarlata.

    ResponderEliminar
  3. No se odia una novela sólo por sus personajes sino por lo que trasmite y con esto está todo dicho. Yo no odié cumbres borrascosas a pesar de que ese personaje Heathcliff era odioso pero sí sentí rechazo por lo que me dejó: un gusto muy amargo, lo contrario que debe dejar una novela romántica. A veces te venden algo por romántica y no es más que una historia trágica que te deja mal, esto no es romance es otro género pero me molesta que muchos escritores intenten vendernos gato por liebre: erótica por romántica, drama por romántica y etc.etc. sorry si me fui de tema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esto también tienes razón, yo hace poco me llevé un chasco grande con una novela; la portada (toda rosa y con parejita), la sinopsis, el sello editorial y también la promoción en las redes sociales te la presentaban como romántica 150%, hasta creí que sería "demasiado pastelosa" y luego de comprarla ¡¡zasca!! era un dramón en toda regla con unos giros al final que no justificaban el que los personajes acabasen juntos... la dejé a medias y la terminé leyendo en "diagonal"...
      Creo que se dan ambos casos, lo que tú, Romina, comentas y lo que dice Miranda, que también es correcto. ;)

      Eliminar
  4. Que un protagonista nos remueva por dentro es buena señal...u malo los personajes que nos transmiten nada, verdad?
    He leído libros con protagonistas totalmente provocadores, en el buen sentido: a veces son los villanos de las historias y otras, como en el caso de El diamante del Rey, los propios protag...bueno, yo con esta novela me inventé la palabra "cabronista" para definirlo, así que no es cuento nada más, jaja !
    Muy buena reflexión, sin duda!
    Besotes a las dos!

    ResponderEliminar

Dejad vuestros comentarios siempre con respeto y educación, no todos podemos tener la misma opinión. Todo comentario que sea irrespetuoso o contenga Spam será eliminado. Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...