martes, 17 de enero de 2017

Reseña: Regalo de boda de Cara Connelly



Antes de la boda

Tyrell Brown quería largarse de Houston y volver a su casa. En su lugar, se vio atrapado en un avión destino a Francia para asistir a la boda de su mejor amiga. Para rematarlo, descubrió que compartía asiento con Victoria Westin, la abogada de ojos azules y zapatos de tacón de aguja que llevaba meses fastidiándole.

En la boda

¡Victoria no podía creérselo! ¿Cómo podía estar en la misma boda que aquel hombre atlético de sonrisa devastadora? ¿Y qué si habían compartido algunos cócteles en el avión, habían flirteado y habían estado a punto de tener sexo en las alturas? ¡Seguía sin poder soportarlo!

Después de la boda

El desastre de la boda había quedado atrás, pero la chispa entre ellos dos seguía encendida. Habían intentado comportarse bien en Francia, pero, de vuelta en Estados Unidos, cualquier cosa podría suceder….


La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.... El primer libro de este año y ¡¡Como me ha gustado esta novela!! de no conocer de nada a la autora ni su trabajo, por casualidad cayó en mi manos "Regalo de boda" y empecé a cotillearlo como quién no quiere la cosa y ya no pude dejarlo, lo he leído del tirón y lo he disfrutado mucho. Esta historia es muy completa, tanto la trama como los personajes, muy bien narrada con toques agridulces, humor, drama y muchos sentimientos a flor de piel. 

Los personajes son muy importantes en la narración, pues es una historia de personas. Para empezar tenemos a Tyrell Brown es un texano sexy, inteligente, divertido (casi siempre) y arrollador que tiene el "don" de encandilar a todo el mundo, especialmente a las mujeres, solo tiene que sonreír para tenerlas en el bote, es un pecado con ojos y piernas. Pero este guapo texano lleva una carga muy pesada en su corazón, algo que no logra superar y ha luchado por que se haga justicia, un proceso que ha sido largo y agotador en muchos sentidos. 

Victoria Westin es una abogada, que no quiere serlo, que acaba de perder, de forma previsible, un caso especialmente duro para ella. Una mujer hermosa pero ácida y con una ironía muy divertida, aunque no pretenda serlo. Ella es infeliz en muchos sentidos, lo cual no es raro, con una madre controladora que quiere dirigir su vida y para la que trabaja en el bufete, un ex prometido infiel empeñado en volver y un trabajo que no le gusta nada. Lo único bueno es su hermano Matt, lo adora ¡¡y ahora va a casarse!! 

Estos dos antagonistas se encuentran sentados, uno al lado del otro, durante un vuelo de 14 horas a Francia. ¡¡Ty no puede creerlo!! la "autentica zorra" es la mujer del asiento de al lado, será una suerte si termina el viaje sin estrangularla. En ese vuelo ocurren muchas cosas, sobre todo alcohol, pasan de ignorarse a charlar amigablemente, de ahí a insinuarse, pero sobre todo beben (mucho) y, a pesar de no aguantarse, casi tienen sexo en el avión. Espantado por lo que "casi" ocurre, cuando el avión aterriza Ty sale prácticamente corriendo esperando no ver más a esa mujer (pobre) y ella espera lo mismo, lo que no saben es que ambos van a la misma boda.... ¡¡el lio está servido!!

Decir que alucinan es poco cuando se encuentran en el mismo sitio, pero por el bien de los novios (el hermano de Vic y la mejor amiga de Ty) deciden hacer un pacto de no agresión durante el fin de semana de la boda, total, solo son tres días ¿que puede pasar? Pero una novia con afición a casamentera y muchos malos entendidos van a complicar algo ese fin de semana. Además, lo peor es que a pesar de no desearlo ninguno, se empieza a crear una tensión sexual entre los protagonistas muy muy intensa.

Es una historia que no decae en ningún momento, es compleja porque pasan muchas cosas, pero tan bien narrada que podría ser una película. A pesar de todas las distintas situaciones que pasan los protagonistas no hay nada que no encaje bien, fluye de forma fácil y pasas las páginas sin darte cuenta. Los protagonistas se moverán por distintos lugares, desde la boda en Francia, el Rancho en Texas de Ty, la Gran Manzana en NY... todos los escenarios son descritos de forma sencilla y clara.

Los secundarios son fantásticos, y no son pocos los que salen ¡¡estamos en una boda!! Destacar a Cruella, quiero decir, a Adrianna la madre controladora y estirada de Vic, cae fatal, aunque al final no tanto. A Matt el hermano que a todas nos gustaría tener, que además es el novio, y su preciosa prometida Isabelle "la casamentera". El ex de Vic, Winston  y los demás amigos de la pareja protagonista. Todos con su personalidad clara y que aportan mucho ritmo a la trama.


Lo único que no me ha gustado, después de leer la historia, es la portada. No veo que tenga nada que ver con los protagonistas ¡¡ni de coña ese de la portada se parece a Ty!! ni ella, ya  puestos. Creo que los que hacen portadas tendrían que leer el libro para sacar la esencia, no solo la sinopsis, pero bueno, es lo de menos. 

Esta es una novela de encuentros y desencuentros, de cambios de opinión y de ver más allá de lo que las personas nos muestran. De culpas y perdones. Una historia de amor del que va poco a poco, de ese amor que empieza con mucha tensión sexual, con odio incluso, pero que se desarrolla sin darte cuenta, por eso es de esas historias que se quedan en el corazón. No te la pierdas... y si la lees cuéntame que te ha parecido.


¡¡Feliz Lectura!!

1 comentario:

  1. Leí hace tiempo una novela chick lit que tenía un comienzo parecido (un viaje en avión, mucho alcohol y un pasajero con el que más tarde se volvería a ver las caras) y lo cierto es que me pareció una historia divertida.
    Esta también tiene muy buena pinta...a pesar de su portada, tal y como apuntas, y aunque ahora estoy servida de lecturas, quizás para más adelante tenga su oportunidad.
    Besos !

    ResponderEliminar

Dejad vuestros comentarios siempre con respeto y educación, no todos podemos tener la misma opinión. Todo comentario que sea irrespetuoso o contenga Spam será eliminado. Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...