jueves, 29 de septiembre de 2016

Lucinda Gray nos presenta "Cor Unum. Un solo corazón"




Libertas, 2

Claudia es una bella liberta que vive como un miembro más de la familia del pretor que en su día la esclavizó, por quien la joven siente un inmenso cariño. Ansía definir su futuro como ciudadana de Roma casándose y formando un hogar junto al tribuno Tiberio, un apuesto patricio perteneciente a una de las familias más poderosas de la República y que siente devoción por ella. Sin embargo, su corazón parece diferir del destino que se ha trazado al colocar ante la joven como a su único salvador, el día que es atacada la villa donde se celebra su enlace, a Luciano, un arisco liberto que parece despreciarla.

Luciano, quien ha sufrido lo indecible a manos de los romanos, no acepta que Claudia viva feliz entre ellos olvidándose del origen de su pasada esclavitud, por lo que no soporta la defensa que esta hace del pretor en su presencia. No obstante, aunque la maltrate con las palabras sus actos parecen indicar otra cosa.

Por su parte, Tiberio, quien lleva años intentando conseguir a la mujer que ama, no está dispuesto a dejársela arrebatar después de que Claudia le haya al fin correspondido, por lo que hará lo inimaginable por mantenerla a su lado a pesar de los nuevos acontecimientos que parecen dirigir su vida hacia  un punto sin retorno.

Un terrible secreto, una identidad inesperada, el honor de un hombre y la salvación de otro. Una mujer, dos hombres y un solo corazón. Un solo destino.

Booktrailer

Hace un tiempo os hablé de una gran novela; Sempre Libera, una historia fantástica que me encantó. Ambientada en pleno siglo II A.C. entre un pretor romano, Marco Valerio, y su esclava, Gades, nos trajo personajes intensos, apasionados y una gran historia de amor algo complicada ¡¡tal y como nos gustan!! Algunos de los personajes secundarios más importantes en esa novela eran la hermana de Gades; Claudia y el Tribuno Tiberio, amigo de Marco. 

Ahora Lucinda nos trae la esperada historia de Claudia y Tiberio. Viendo la sinopsis y la portada seguro que es tan bonita como la anterior, estoy deseando leerla... pero vamos a ver que nos cuenta la autora de este nuevo trabajo...

De nuevo agradezco esta oportunidad, me encanta que me hagáis un hueco en vuestro preciado espacio, para mí es una suerte poder contar con vuestra ayuda.

Cuando escribiste Sempre Libera ¿ya tenías claro como sería la historia de Claudia o se te ocurrió después?

Esta historia nunca pensé en escribirla. Creí que su antecesora, Sempre Libera, seria el principio y fin de mi inmersión en el mundo clásico. Recibí muchos mensajes, muchos, la verdad, preguntándome por la historia de Claudia, la hermana de Gades, y mi respuesta siempre era la misma: "Cuando tenga algo que contar, lo haré". Lo que nunca dije es que no creía que alguna vez lo hiciese, porque lo que tenía claro era que no iba a escribir una historia forzada después de cómo surgió la primera, casi en un suspiro, y lo orgullosa que estaba de su trama. Sin embargo, así, sin esperarlo, me sobrevino la historia de Claudia. La vi completa, de principio a fin, y tuve la necesidad de plasmarla a pesar de mis reticencias anteriores.

¿Qué diferencias o similitudes, si las hay, tiene este novela con Sempre Libera?


Desde luego que las hay. Esta historia es un poco más dura, habla de los dos tipos de amor que una mujer puede sentir por dos hombres diferentes, pero ambos merecedores del mismo. Es un trío amoroso donde alguien a quien adoraremos sufrirá, y nosotras con él, y de otro por quien sentiremos reticencia, a quien llegaremos a comprender poco a poco. Habla sobre todo de una elección, de cómo nos volvemos egoístas al intentar conseguir la felicidad y como, muchas veces, no podemos evitar herir a alguien querido.

¿Qué nos vamos a encontrar al leer la novela?

Amor, odio, acción, aventura, intriga, ternura, perdón. Un secreto que supondrá un cambio para unos y una cura de humildad para otros. Un terrible secreto por el que muchos lucharán para que no salga a la luz. Y venganza, la piedra angular de todo.

¿Te has documentado?

Mucho, he leído y releído sobre el mundo clásico, investigado, preguntado. Desesperado cuando sobre un mismo tema encontraba versiones diferentes, en fin. Ha sido duro, pero creo que el resultado ha merecido la pena, aunque me he tomado algunas licencias en beneficio de la historia. Después de todo es una novela romántica ambientada en un contexto histórico y no una novela histórica.

¿A qué tipo de lectores va dirigida?

A todo tipo de lectores, pero sobre todo a esas personas que creen que el amor no es un camino de rosas y que tal vez, y solo tal vez, nuestro destino difiere de nuestras metas y sueños.

¿Nos presentas a los personajes?

Tiberio es un romano perteneciente a una de las familias patricias más poderosas de Roma. Es un hombre embaucador, divertido, mujeriego y honorable. Un calavera. Creo que ahí hay cosas malas y buenas.

Claudia es una hermosa joven de origen hispano que ha conseguido la libertad de la mano del hombre que en su día la esclavizó. Es muy dulce, y su único deseo es formar la familia que un día le arrebataron. Es capaz de perdonar casi cualquier cosa, pero también es obstinada.

Luciano es un joven liberto atormentado por las torturas que padeció en su antigua vida de esclavo y cuya identidad es un enigma. Odia a los romanos y fue uno de los protagonistas de la sublevación de esclavos en Sicilia años atrás. Es huraño y taciturno, y un protector nato.

¿Qué nos puedes contar de los secundarios?

En esta historia tienen un papel importante Marco, el protagonista de Sempre Libera y Tiro, el padre de Gades, estos serán indispensables, así como Gades, Deudora, la madre de Tiberio y Tito, el padre de este, ejes centrales del por qué de muchas cosas.

¿Cómo definirías la historia de amor de los protagonistas?

Es una historia dura y tierna a la vez, romántica, sensual y, sobre todo, impredecible. Lo que en un principio parece no lo es, lo que parece que va a ser sufre un cambio drástico. El lector puede esperar cualquier cosa. Sufrirá, sonreirá, se le contraerá el corazón y, finalmente, comprenderá que el amor es así de injusto para unos y generoso para otros.

Nos regalas una escena, para abrir boca...

Os dejo esta escena, espero que os guste:

"Cuando ya no vio al soldado por el enorme corredor, se giró con la intención de conducirse hasta un pequeño, y marmoleo, banco que coronaba el enorme atrio, topándose sobresaltada con los insondables ojos negros de…, se contrajo: Luciano. A punto estuvo de emitir un grito tan potente que podría haber puesto en pie a todos los que habitaban la villa, ya fueran hombres libres o esclavos. No obstante, se contuvo a tiempo.

Se detuvo, mirándolo altiva, segura de que este ya tenía un desagradable comentario en la boca para prodigarle. Y uno no muy bonito, pensó molesta.

―Ya habéis llegado. ―Se vio obligada a decir ante el escrutinio del hombre. Este la miraba con semblante serio, y los labios apretados, preso del disgusto que sentía hacia ella.

«Con toda seguridad habrá visto cómo me comportaba con el tribuno y ahora me dirá que lo que piensa de mí está justificado».

―Me dirigía hacia el cubículo que Tiro y yo solemos compartir en la villa. Debo dejar nuestras cosas allí.

Claudia se sobresaltó. Siempre le sucedía cuando oía la voz del hombre. Dura, fuerte, pausada, embriagadora… «Como él».

―No tienes por qué hacerlo tú.

Enseguida se dio cuenta de que no debería haber abierto la boca porque Luciano la miró alzando una de sus tupidas cejas negras.

―Quiero decir… ―Se vio obligada a aclarar. ¿Por qué siempre sentía que tenía que justificarse ante él?

―Resulta evidente lo que has querido decir. Que hay esclavos que pueden hacerlo por mí.

―Yo no…, de verdad que no… ―« Bien, Claudia, te toca aguantarte con lo que tenga a bien dedicarte por no haber podido esquivarlo». La verdad es que sí que había querido decir aquello, no con la intención con la que Luciano lo había tomado, pero sí que lo habría dicho. Inspirando hondo decidió colmarse de paciencia.

―Puedo hacerlo yo mismo, no hace tanto tiempo que fui esclavo como para olvidar la situación en la que se encuentran los que hay en esta casa.

Aquello había sido un ataque directo hacia ella. Desde luego.

―Aquí no se maltrata a nadie, Marco es un hombre justo, y Gades nunca lo permitiría.

―No cambia el hecho de que sean esclavos.

―Nosotros no podemos cambiar las cosas.

―Si Tiro y yo hubiéramos pensado lo mismo, en estos momentos seguiríamos bajo el yugo de los romanos.

Ante aquellas palabras tuvo que morderse la lengua. Era cierto que de no haber orquestado aquel levantamiento de esclavos en Sicilia, en la villa de Damófilo y su esposa, famosos por su crueldad, tal vez ni él ni Tiro, el padre de Gades, estarían vivos hoy día.

―No tengo el propósito de discutir contigo, estoy determinada a que nos llevemos bien.

―¿Tan bien como te llevabas hace unos momentos con ese romano?

―La palabra romano en sus labios sonó como un insulto, y la mirada que le dirigió cargada de desprecio la hizo sentirse envilecida, como si la hubiera pillado haciendo algo malo, algo censurable, incorrecto. ¿Acaso era así? «Ni hablar, no voy a permitir que sus críticas me afecten».

―Yo también soy ciudadana romana. Mi hermano es romano –se defendió.

Luciano enfureció el semblante. ¿De verdad aquella maldita mujer pensaba de semejante forma? Pues entonces era tan bonita como estúpida. ¿Cómo que era romana? ¿Desde cuándo? Tenía unas enormes ganas de zarandearla hasta hacerle ver la cruda realidad.

―No, no lo eres –le recordó con dureza―, eres hispana. Lo eras antes de que te raptaran y asesinaran a tu familia; lo eras antes de que te esclavizaran; lo eras antes de que te convirtieran en liberta. Y lo eres ahora a pesar de creer que eres una de ellos. ¿Acaso esos malditos romanos no consideran a los libertos en el más bajo escalafón de su venerada sociedad? ¿De verdad te crees con los mismos derechos?

Había rencor en su palabras, mucho, sin embargo, no alzó la voz en ningún momento, dando una sensación de letalidad que no pasó desapercibida ni siquiera para ella; por lo que se removió inquieta, y dolida.

―Los tengo. ―¿De verdad los tenía? ¿De verdad era considerada como cualquier mujer romana, libre?

Luciano esbozó una siniestra sonrisa que ni aun así consiguió afear su apuesto rostro.

―Olvidas que estamos en Roma, recuerda cómo se divide esta sociedad: primero están los patricios, que se consideran por encima de cualquiera que no sea considerado noble, incluso entre ellos tienen clases, si no a que se debe la existencia de la nobilitas; luego están los plebeyos, el populacho, como a tu tribuno le gusta dirigirse a ellos creyéndose superior; después y último, los libertos, que por mucha influencia o poder económico que ostenten, que ostentes, puesto que no eres otra cosa que una liberta ―le dijo mirándola fijamente―, nunca dejarán de ser considerados como simples siervos. ¿De verdad crees que ese romano que te persigue se rebajaría a casarse contigo algún día?


Precioso Fan-Art de Tiaré
―Crees saberlo todo, ¿no es así? ―susurró, dolida por sus palabras.

Luciano soltó sus bolsas y se cruzó de brazos ante ella.

―Yo solo sé lo que veo, lo que me han enseñado a base de golpes y humillaciones. ―Por un momento pudo atisbar en su mirada algo diferente a la dureza que siempre la caracterizaba.

―No todos los esclavos hemos sufrido como tú, yo no lo he hecho. Me han tratado con respeto, me han dado cariño y me han dado la libertad.

―La que un día te arrebataron.

―No podemos vivir siempre en el pasado.

―No podemos olvidarlo ―espetó con dureza.

―Yo no quiero recordar lo malo que me tocó vivir. Ahora soy feliz –alzó la voz desafiante, cruzándose de brazos al igual que él―, y soy feliz gracias a un romano. A ese romano que en este momento te abre las puertas de su hogar.

―Lo hace porque Gades lo obliga, créeme, no es de su agrado ni mi presencia ni la de Tiro.

―Lo hace porque ama a Gades y Tiro es su padre. Y tú eres el protegido de Tiro. Eso ya es ser buena persona después de todo lo que pasó, de quienes sois.

―¿¡De quienes somos!? ―Alzó ambas cejas con mofa.

―Sabes perfectamente a qué me refiero, encabezasteis la revuelta de esclavos. Y a pesar de ello ―quiso que no olvidara todo lo que Marco hizo―, os ayudó a conseguir la libertad. Y os recibe en su casa.

En eso tenía razón. ¡Rayos! Era cierto todo lo que aquella traidora decía, sin embargo, él nunca aceptaría que un romano lo había ayudado. ¡Jamás!

―Idolatras en demasía a tu pretor.

―Lo amo como a un hermano, y ese sentimiento es retribuido con cariño y protección.

Luciano alzó una ceja incrédulo.

―¿Acaso crees que él movería un dedo para protegerte si algo llegara a sucederte?

Claudia se descruzó acercándose al hombre.

―Lo haría.

Los ojos del hombre llamearon al tenerla tan cerca, y su respiración se aceleró. La mujer se percató de que una gota de sudor amenazaba con recorrer su rostro desde la sien hasta la fuerte mandíbula, y sin saber por qué, alzó una mano para atraparla. No supo el motivo, solo sintió la fuerte necesidad de tocarlo de la forma que fuera. Y lo hizo. No obstante, su mano se vio atrapada en un movimiento que no vio venir por parte de él antes de que pudiera alcanzar su objetivo, sosteniéndola en el aire con una fuerza que la asustó. No le hacía daño, pero podía sentir el poder que emanaba de aquel musculoso cuerpo, y fue consciente de que con un simple movimiento podría romperle la muñeca.

―No vuelvas a hacerlo ―escupió con furia contenida―, nunca vuelvas a intentar tocarme sin mi permiso.

―Yo no…, lo siento no sé qué…

Luciano se quedó mirándola unos segundos, sosteniendo la mano de ella en el aire, como si no supiera qué hacer a continuación, hasta que con un violento gesto la soltó y se marchó, no sin antes decir unas últimas palabras.

―Apártate de mí, amante de los romanos".

¿Alguna curiosidad que nos quieras contar?

En la novela he agregado un glosario con algunos términos latinos para una mejor comprensión de los lectores, así como un índice de los dioses romanos con su equivalentes griegos que se mencionan por los protagonistas. 

¿Habrá mas títulos de esta serie?

Por supuesto, terminará con la última entrega, pero no puedo desvelarte el título aún porque desvelaría con ello el desenlace de Cor Unum.

Muchas gracias Lucinda por esta interesante entrevista, estoy deseando leer la novela para saber como les va a Gades y Marco y saber como acaba este triángulo amoroso entre Claudia, Luciano y Tiberio... 

De verdad les agradezco que se interesen por esta historia, si la leen, tengan cerca el paquete de pañuelitos de papel. Besitos.


Pues ya habéis visto que interesante es esta novela, y os puedo decir que la primera, Sempre Libera, es fantástica. Esta novela ya está a la venta en Amazon y otras plataformas digitales. Además en las Librerías Paraíso Romántico y Baúl Romántico también las tienen en papel.

Os invito a comentar esta entrada y nos contáis que os ha parecido pues en unos días habrá un sorteo de un ejemplar, cortesía de Lucinda Gray, y un requisito será haber comentado aquí ¡¡estad atentas!! y como siempre ¡¡Feliz Lectura!!

13 comentarios:

  1. Estupenda entrevista. La historia es fantástica. Sé que no va a defraudar. Y ya esperando lo que ha anunciado la autora. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El libro tiene una pinta estupenda y, después de leer la entrevista, apetece un montón leerlo.

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de leerlo y m alegro q salgan personajes d Sempre Libera, m encanto y eso que no soy muy de esta época. Saludos

    ResponderEliminar
  4. El libro es como si estuviese viendo una película y gracias a la entrevista me ha dejado un buen sabor de boca y con ganas de más

    ResponderEliminar
  5. Me han recomendado mucho la primera parte, así que esta historia debe ser igual de interesante.... con ganas de leerla

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la entrevista y solo por los comentarios que hace de la novela, me encantaría leerla. Me ha dejado con la miel en los labios por saber lo que pasará entre Luciano, Claudia y Tiberio.

    ResponderEliminar
  7. Sera la primera novela de romanos y estaré encantada de leerla me a gustado mucho la entrevista y conocer un poco más a la autora.

    ResponderEliminar
  8. Entre una mujer, dos hombres y un solo corazón ❤️ no puede salir buenos de esta preciosa historia. Preciosa entrevista, un beso y felicidades.

    ResponderEliminar
  9. Hola!!
    Está ambientado en una época que me llama mucho, totalmente desaprovechada en la romántica histórica, así que me apunto este y el anterior, porque me apetecen mucho leerlos
    Buena entrevista!!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Vaya !!! Me parece un libro super interesante!! No he leído ninguno ambientado en esa época y puede ser una buena oportunidad de hacerlo!

    ResponderEliminar
  11. Tiene muy buena pinta la verdad, no he leído nada de esta época y leyendo la entrevista apetece!!!! Saludos! Y me apunto a tooooodo!😀

    ResponderEliminar
  12. No sabía de la existencia de este libro, pero me lo apunto, me ha encantado la presentación.
    Un beso :)

    ResponderEliminar

Dejad vuestros comentarios siempre con respeto y educación, no todos podemos tener la misma opinión. Todo comentario que sea irrespetuoso o contenga Spam será eliminado. Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...